jueves, 14 de febrero de 2008

Mi cuerpo no es una campana

Hace unos dias el Ministerio de Sanidad anunciaba muy ceremoniosamente que por fin habia resuelto el problema de la tirania de las tallas, para solucionarlo habia recurrido a un minucioso, que digo minucioso, minuciosisimo estudio antropometrico del cuerpo femenimo, porque si algo hay que medir es el cuerpo femenino. El resultado de tal estudio fue un diabolo, una pera, una campana y un cilindro, ¡ha sido niña!.
Una vez mas el cuerpo de las mujeres es el problema, no sera que inditex y sus compañeros de profesion diseñan para unas pocas? no mujer, son las mujeres que son raras, vamos a medirlas a ver si estos señores se enteran.A mi esto de las mediciones me parece repulsivo y humillante, con que derecho clasifican a las mujeres y niegan su verdadera diversidad mas alla de unas ridiculas figuras geometricas y con que derecho lo reducen a prototipos destinados a caber en las absurdas prendas que la indutria textil propone. Si todavia nos hacen un favor, problematicemos el cuerpo de las mujeres, no hay nada mas en que investigar, para que en la pildora abortiva, para que en la anticonceptiva, para que en salud menstrual, para que invertir en prevencion, para que en educacion afectiva para evitar mas agresiones....en cambio clasifiquemos y cosifiquemos a las mujeres en modelos geometricos para que Amancio Ortega pueda vender a gusto sin mulheres transgediendo en las puertas de sus tiendas.
Lo peor de todo es que se puede rizar mas el rizo y ahondar aun mas en la humillacion de ver el cuerpo femenino dando vueltas en una pantalla presentado por Bernat Soria (será modelo sandia o melon?), se puede ser Juan Manuel de Prada e intentar en una pataleta ultraconservadora ridiculizar a las feministas que segun el son amigas del PSOE y que no amditen un piropo porque al no tratarse de mujeres normales (sic) serian mas bien un sarcasmo. La cuestion es que la misoginia es un tema recurrente en este tipejo, cuando no es por el lenguaje sexista es por el cuerpo de las mujeres, cosificado al servicio del poder. Si al menos no fuera un desdibujado intento de ataque partidista casi que me hubiera sentado mejor la misoginia.
Por el poder del bloque y el santo huggy bear, no intenten entenderme hoy, estoy muy enfadada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

juan manuel de prada es del tipo físico-literario de una manta zamorana.

mariatudoreinadescocia dijo...

jajajajaja es tan.......puchero de lentejas.